Una nueva dimensión católica


¡Si hay pecado, es que existe Dios! Pero guarda con la culpa.
Vení a ver al Padre Piolini, que te pone el pecado en perspectiva
Con tanta hijaputez por todos lados, medí bien cuál es tu pecado. Dale bola al padre Piolini. Siempre cerca tuyo.
Nada es tan grave, sacate la carga de encima. ¡Vení a verlo a Piolini!
Parroquia del Padre Piolini. Misa de martes a domingo, siempre después de la tardecita del vermouth.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *