Paz y amor


Puede ser que a veces hagas cosas que no están bien y que sientas miedo. Pero el miedo siempre te va a acompañar, porque siempre hay alguien que te va a estar vigilando.
Ya lo sabés. Tomamos el poder. Hemos impuesto por la fuerza la paz y el amor. La calle es nuestra, tu vida también, porque estamos donde vos no lo esperas.
Ahora es así: ser un concheto y careta es peligroso, porque los estamos vigilando a todos. Trabajamos todo el tiempo para detectarlo, porque ante la más mínima denuncia sobre alguien que no es copado, lo identificamos. Enseguida intervenimos ante todo eso que sabemos que está mal. Tenemos nuestras razones para hacerlo. Incluso te las vamos a explicar. Porque somos mejores, porque somos más copados, ahora el desprecio lo manejamos nosotros. En cada acto de gobierno, en cada cosa que hagamos va a estar lo que pensamos y nos identifica. sabemos que hacer con el que no sigue las reglas. No nos molesta el terror. Que se sepa que es lo que le pasa al que hace lo que no debe: sobreestimulación musical. Te vamos a obligar a ser del palo, a ser copado. En algún lugar muchos de nosotros te vamos a estar esperando para quemarte el cerebro con nuestra buena onda, hasta que no quede nada de lo que sos, y te conviertas en un militante de la paz y el amor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *