Pánico en las calles


Un día cualquiera puede ser un día distinto, porque sabemos, suponemos, intuimos que hay algo que está cerca.

Impredecible, cruel, desalmado. ¿Es un fantasma? ¿Es un espectro? ¿Es acaso la muerte que nos sigue de cerca? ¡No, es el puto que asusta!

¿Qué es lo que busca? ¿Por qué tanto esfuerzo en sorprender y aterrorizar? ¿Es acaso un vengador después de siglos de represión sexual? Es el puto que asusta, una amenaza cuya peor faceta es la multiplicidad de interpretaciones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *