La Angioplastía


Si querés tener un infarto, no lo dudes más, venite al tenedor libre «La Anglioplastía». Un lugar ideal para reuniones con amigos que pretenden conversar y descansar luego de un día agitado. Pida nuestros platos que calman la ansiedad y frustración cotidiana gracias a la ingesta desmedida de grasas y lípidos.

Porque comer te lleva a un estadío donde ignoras hasta el hecho de cómo lo obtuviste. Porque acá vas a preferir comer a coger. Vení a huir y a ahogar en colesterol toda tu ira. Tenedor libre «La Angioplastía», donde el placer y el daño cardiovascular se juntan para satisfacerte.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *