El político que quiere la gente


No hay duda al respecto, está claro lo que espera la gente de las autoridades, de un político o de un dirigente. Porque la gente puede someterse a un sistema que funciona por delegación de poder y sin hacerse cargo de nada. Dejar los asuntos públicos en manos del que tiene la vocación y la pistola más grande y así, mientras otros asumen responsabilidades, dedicarse a sus vidas individuales y después, de última, pagar los impuestos y quejarse.

Juan Domingo Perdón, el dirigente que quiere la gente. Juan Domingo Perdón, no hace pero pide disculpas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *