Comfort del idiota


Existen la debilidad y los idiotas. ¡Cuidado con el comfort del idiota!

La solidaridad puede ser una trampa. Combatamos su confort y detectemos dónde nosotros somos idiotas, porque todos somos idiotas de alguien.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *