Bicinadas


En la ciudad hay muchos ciclistas. Muchos se sienten distintos por serlo. Mariano es ciclista.
Somos más que ciclistas. Somos distintos. Somos vanguardia porque ni siquiera usamos bicicletas. Porque somos bicinadas: una forma de estar más allá y diferenciarnos de la masa. Nos gusta el riesgo y el vértigo, por eso hacemos pruebas. Pero más nos gusta ser prepotentes con los que se paran en la bicisenda. Pero también nos diferenciamos de la masa cuando hacemos ejercicios para una vida sana.
Porque somos distintos hacemos nuestra propia senda, y tenemos un equipo que nos dice a donde ir.
Desafiamos a todos haciendo “masa crítica”. Haciendo masa crítica nos imponemos, porque ser prepotentes y soberbios es de vanguardia. Siendo distintos, somos como muchos que son distintos, pero nosotros somos más distintos. Por ejemplo en materia alimenticia. Estamos llegando a la cumbre de sanidad en alimentos. Nosotros comemos vapor. No tiene gusto a nada, pero es sano y de vanguardia.
Sabemos a dónde vamos y tenemos a quién nos asista. Pero también tenemos nuestras adicciones. Somos vanguardia, y la vanguardia es provocación.
Estamos haciendo una evolución de la masa crítica. Muchos dicen que es un bollo de pizza, pero es una masa crítica. Los que dicen que no es una masa, son parte de la masa crítica.
Tenemos nuestro lado social, hacemos nuestras campañas. Somos distintos, y somos vanguardia, por eso llevamos las señales de tránsito a la realidad. Porque como dijo mi psicólogo, muchos en nosotros ven la vanguardia, pero a la mayoría ven a unos pelotudos. Entre la vanguardia y la pelotudez hay centímetros de diferencia.
Algún día, todos harán cosas de vanguardia como nosotros. Pero ese día nosotros vamos a estar haciendo otra cosa, porque para nosotros, ser distintos es ser superiores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *